El concepto de un ecosistema de aprendizaje no es nada nuevo. En varios foros educativos en diferentes partes del mundo se habla de la necesidad de crear contextos que fomentan la interdependencia y propician un aprendizaje enfocado en el ser relacional. En términos que utiliza el monje budista zen Thích Nhất Hạnh, son contextos dinámicos que sirven como viveros para el surgimiento de un “inter-ser” a la vez individual y grupal. Las tribus Xhosa y Zulu del África del Sur lo llaman Ubuntu – la creencia puesta en práctica que somos personas a través de otras personas y que no podemos ser completamente humanos, solos. Sin embargo, hay pocos ejemplos en la vida real de comunidades de aprendizaje que forman un ecosistema de aprendizaje haciendo sinergia con otras comunidades de aprendizaje. Esta presentación explora no solo la necesidad de desarrollar capacidades como “jardineros” para cultivar estos tipos de ecosistemas en contextos educativos, sino también presenta una primera iniciativa para sembrar un jardín como un prototipo de un ecosistema de aprendizaje evolutivo. Catorce iniciativas, representando una rica diversidad de organizaciones educativas, se han sumado para explorar como aprender juntos a nivel institucional, y esta es la semana del lanzamiento del proyecto piloto de este ecosistema.

Link a la Biografía de Alexander Laszlo