Está comprobado que una de las mayores causas de stress que sufren los docentes es tener que ejercer regulación emocional de si mismos al mismo tiempo que deben regular emocionalmente a sus alumnos por largos periodos de tiempo. La regulación de la expresión de las emociones permite que tanto docentes como estudiantes puedan incrementar la frecuencia y duración de las emociones positivas y puedan notar y evitar las emociones destructivas. El equilibrio emocional tiene un impacto directo en el clima de clase y en el rendimiento académico de los alumnos. En este taller veremos las cuatro inteligencias que son necesarias para cultivar el equilibrio emocional y practicaremos técnicas de meditación especificas.

Carola Terreni